null Las ayudas al autoconsumo ya han movilizado en Asturias una inversión de 30 millones

•    La directora general de Energía destaca que las industrias pueden cubrir entre un 20% y un 70% de su consumo eléctrico con la energía solar

14 de febrero de 2024

Las ayudas al autoconsumo y al almacenamiento han inducido hasta el momento una inversión en Asturias cercana a los 30 millones. Así lo ha asegurado Belarmina Díaz, directora general de Energía y Minería, durante una jornada sobre autoconsumo solar fotovoltaico organizada por la patronal Fade, a la que han asistido cerca de un centenar de empresarios y directivos.

Díaz ha indicado que la Consejería de Transición Ecológica ha ampliado hasta en tres ocasiones el presupuesto de la línea de ayudas a instalaciones solares fotovoltaicas hasta alcanzar cerca de los 45 millones. Se han recibido más de 3.800 solicitudes en los seis programas habilitados, y ya se han publicado 11 bloques de concesión de subvenciones que suponen 836 instalaciones por importe de 7,3 millones, que han generado una inversión total de 29,80 millones.

En la parte industrial se han registrado 135 concesiones por 2,84 millones de ayudas para un total de 17,3 millones de presupuesto para esta línea.

Díaz ha destacado el interés de empresas y particulares por el autoconsumo y el almacenamiento al ser una "alternativa económicamente viable, que requiere una inversión inicial y costes de mantenimiento pero que su aplicación reduce la factura energética".

En el caso de las industrias, la energía solar puede independizar el porcentaje del consumo de energía entre el 20% y 70% durante un periodo de 15 a 25 años, lo que permite mejorar la estructura de costes sin estar sometido a los vaivenes en los precios o a las coyunturas geopolíticas.

Asturias cuenta actualmente con 1.631 instalaciones fotovoltaicas con una potencia instalada de 30.235 kilovatios. En 2018 eran 18 con una potencia de 179 kilovatios.

 

*En la imagen, Leticia Bilbao (izqda.), directora del Área de Desarrollo Empresarial de Fade, y Belarmina Díaz, directora general de Energía y Minería.