null El Principado dará un vuelco a las políticas de empleo y creará una oficina económica y comercial en Madrid para captar inversiones
  • El Gobierno de Asturias pondrá en marcha un sistema de becas-salario para alumnado universitario con bajo nivel de renta y buen rendimiento académico

  • La Ley de Ciencia y la Agencia Sekuens impulsarán la carrera investigadora y facilitarán la atracción y retención de talento

  • El Ejecutivo mejorará la oferta formativa de FP para adaptarla a las necesidades del tejido productivo  

22 de septiembre de 2023
El consejero de Ciencia, Borja Sánchez, detalla en la Junta General un abanico de iniciativas destinado a favorecer la inserción laboral y la creación de empresas

El Gobierno de Asturias dará un giro a las políticas de empleo con acciones dirigidas tanto a mejorar la inserción laboral de la población activa como a la creación y atracción de empresas. Entre otras iniciativas, para alcanzar estos objetivos abrirá una oficina económica y comercial en Madrid en 2024 y abordará una reforma de la Formación Profesional (FP) que adecue su oferta a las necesidades del tejido productivo.

El consejero de Ciencia, Empresas, Formación y Empleo, Borja Sánchez, ha enunciado hoy estos proyectos en la Junta General, al presentar las líneas maestras de su departamento para este mandato. La consejería amplía sus ámbitos competenciales con el objetivo de conectar los pilares de la sociedad del conocimiento –investigación, innovación y formación- con la generación de empresas y empleo.

Sánchez ha detallado las acciones prioritarias por bloques:

  • Investigación e innovación

El proyecto de Ley de Ciencia se llevará al parlamento antes de que finalice el año. Esta ley, entre otras muchas novedades, incidirá en la estabilización y la carrera investigadora. Contemplará la creación de las escalas del cuerpo superior de investigadores, embrión de un CSIC asturiano.

La atracción y retención de talento, una meta hacia la que ya se avanzó la legislatura pasada, se reforzará con nuevos programas. La Agencia de Ciencia, Competitividad Empresarial e Innovación Sekuens será una de las herramientas clave. Una de las primeras acciones será un adelanto del calendario de convocatorias, que se publicará en el primer trimestre de 2024.

La Ley de Ciencia definirá los museos como agentes del sistema asturiano de ciencia e innovación. Gracias a ello, esta legislatura se impulsará definitivamente el Museo del Jurásico (Muja) como centro de I+D. Además, se reformará la Ley del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida), se culminará el proceso de creación de un gran centro tecnológico, fruto de la integración de todos o parte de los equipamientos actuales, y se desplegará el mapa de la innovación de Asturias a través de varios polos tecnológicos.

  • Universidad

Además de consolidar la aplicación del convenio de financiación, uno de los retos será la elaboración de una ley para el sistema universitario. Esta norma redefinirá el papel del Consejo Social, de forma que su objetivo principal sea conectar la Universidad con la sociedad, con sus egresados, y conseguir más financiación externa.

Una de las grandes apuestas será un programa piloto de becas-salario que se iniciará en 2024 para estudiantes con buen desempeño académico pertenecientes a familias con bajos recursos económicos, a quienes se les eximirá de tasas y precios públicos y, además, se les abonará un sueldo mensual que les permita una dedicación completa al estudio.

En paralelo, se trabajará en el desarrollo del Campus de El Cristo en los terrenos del antiguo HUCA. “Seguiremos avanzando en las gestiones necesarias para que, progresivamente, se vayan instalando facultades y estudios presentes en otros puntos de Oviedo/Uviéu”, ha afirmado el consejero en referencia al traslado de centros de Llamaquique.

  • Formación Profesional

La planificación de la reforma de la FP, que debe entrar en vigor en septiembre de 2024, será una de las nuevas competencias en las que se trabajará en estrecha colaboración con la Consejería de Educación a través de una comisión mixta de coordinación.

El consejero ha destacado como principal reto la implantación de un sistema potente y adecuado a los cambios tecnológicos, y con una oferta adaptada a las necesidades del tejido productivo. El objetivo es redefinir el mapa de la FP con un nuevo modelo marcado por el “acercamiento bidireccional entre empresas y centros”.

  • Empleo

El objetivo será aumentar las afiliaciones a la Seguridad Social y reducir el paro registrado, así como mejorar la empleabilidad y las condiciones laborales. Como primera actuación, se abordará la transformación del Servicio Público de Empleo del Principado (Sepepa), para adaptarlo al marco establecido por las nuevas leyes orgánicas de empleo y de formación profesional. “Necesitamos que el Sepepa sea la punta de lanza en la orientación y en la intermediación entre demandantes de empleo y empresas”, ha indicado Sánchez.

El titular de Ciencia también ha defendido las políticas activas de empleo y se ha propuesto fortalecer la colaboración entre administraciones (por ejemplo, mediante contratos programa con los ayuntamientos) y la relación público-privada (por ejemplo, con acuerdos estables de colaboración con empresas o entidades sin ánimo de lucro).

  • Empresas

La creación de una dirección general específica para empresas, pymes y emprendedores es una de las grandes novedades en esta etapa. Funcionará como canal directo y ventanilla única con el sector empresarial. También promoverá el aumento del tamaño de las compañías con medidas enfocadas principalmente a las pyme.

Una de las iniciativas que se pondrán en marcha será la disposición de un fondo de capital riesgo, público-privado, sujeto a disponibilidad económica, con el objetivo de impulsar firmas emergentes. Como punto de partida, podrían beneficiarse unas diez compañías de áreas tecnológicas y científicas con alto potencial de crecimiento.

En una línea similar, otro de los desafíos es incrementar y consolidar el número de empresas gacela, compañías jóvenes y pequeñas que experimentan un crecimiento acelerado y sostenido.

Una de las primeras actuaciones será la creación de la Oficina Económica y Comercial de Asturias en Madrid durante 2024, con la que se relanzará la colaboración público-privada. El fin es que pueda ejercer como representación permanente de la comunidad y facilite la captación de inversores y el desarrollo de nuevas actividades empresariales.

  • Tecnologías de la información y las telecomunicaciones

Los objetivos de la consejería incluyen la culminación del proyecto de la Asturias hiperconectada, con el desarrollo de la futura nube asturiana que, además de ser germen de soluciones tecnológicas de la Administración, podrá ofrecer servicios de almacenamiento de datos a otras administraciones, como los ayuntamientos, y permitirá al Principado entrar en la Red Española de Supercomputación.

 

INTERVENCIÓN COMPLETA DEL CONSEJERO DE CIENCIA, EMPRESAS, FORMACIÓN Y EMPLEO EN LA JUNTA GENERAL

Comparezco ante esta comisión para explicarles las líneas maestras de estos cuatro años de legislatura que tenemos frente a nosotros, y donde ya les adelanto que nuestra prioridad será consolidar los tres pilares de la sociedad del conocimiento –investigación, innovación y formación- en Asturias y su conexión con la creación de empresas y de empleo, es decir, de valor y riqueza. Todo ello en el contexto de una década del cambio donde nuestro sistema productivo y nuestra sociedad transitan ya hacia modelos y entornos más sostenibles y digitales que deben, asimismo, ser inclusivos y generar una Asturias más resiliente ante futuras crisis y cambios.

Hace cuatro años la ciencia ocupaba por primera vez una jornada completa en la Junta General del Principado de Asturias, y desde entonces se sitúa en un lugar destacado de la agenda política asturiana. Hace cuatro años nos planteamos como objetivo que nuestra Comisión fuera ejemplo de debate y aportaciones, objetivo que fue cumplido con creces. Vuelvo a proponerlo para esta legislatura: la crítica constructiva en el marco del control a la acción del gobierno, es un escenario inmejorable para que Asturias siga progresando. Es inevitable recapitular someramente lo dicho en aquella primera intervención, donde decía que no había recetas mágicas para avanzar hacia la Asturias del futuro, pero sí existían seis ingredientes que, a mi juicio, eran imprescindibles, a saber:

  • Definir una estrategia rumbo a 2030.
  • Retener y atraer talento.
  • Potenciar la acción de la Universidad de Oviedo.
  • Fomentar la colaboración público-privada.
  • Reducir la burocracia.
  • Divulgar y difundir la ciencia.

Aplicados estos ingredientes con éxito y plasmados, entre otras acciones tangibles, en la estrategia de especialización inteligente, en el programa de atracción y retención de talento Margarita Salas, en los planes PEBA y UNICO que facilitan la conectividad digital, en el contrato programa de 10 años con la Universidad de Oviedo, en las múltiples iniciativas de colaboración público privada como las misiones científicas, en la Ley de la Agencia, o en las diferentes acciones destinadas a la divulgación, como la Primera Feria de la Ciencia en Asturias. Todo ello ha contribuido a que nuestra región haya pasado de 2 a 12 centros de I+D de grandes industrias, a que la contribución de la industria al PIB sea del 21,1%, o a que nuestro empleo tecnológico suponga en torno al 10% del total, cifra solamente superada por País Vasco, Cataluña y Madrid.

Es el momento de darle un impulso a nuestra acción de gobierno ampliando nuestras competencias, principalmente en el ámbito de la empresa, la formación y el empleo, con el objetivo de que ciencia, formación e innovación sean nuestro motor de cambio.

La consejería de la que soy titular pasa a llamarse Consejería de Ciencia, Empresas, Formación y Empleo (en adelante simplemente la consejería), y asume catorce competencias relativas a las siguientes materias: Política científica, I+D+i, telecomunicaciones y tecnologías de la comunicación, estrategia sobre el modelo de región, cultura del emprendimiento y apoyo a emprendedores, empresas y PYMES, promoción económica y empresarial, captación de inversiones, economía social, empleo y formación para el empleo, mejora de la empleabilidad, coordinación de las relaciones laborales, seguridad laboral y prevención de riesgos laborales, planificación de la oferta formativa de Formación Profesional, promoción de las titulaciones, impulso de la Formación Profesional Dual, gestión y ejecución de proyectos financiados con fondos europeos destinados a la formación profesional en coordinación, en su caso, con otros departamentos y por último relaciones con la Universidad de Oviedo.

Para ello la consejería refuerza su secretaría general técnica con un nuevo servicio, aumenta su número de direcciones generales a cinco, una de ellas de nueva creación, contempla la creación de una subdirección general dependiente del consejero, e incorpora la dirección política de entidades del sector público como el Servicio Público de Empleo del Principado de Asturias (el Sepepa) o el Instituto de Prevención de Riesgos Laborales, entre otras.

A pesar del aumento de las competencias, seguimos siendo ciencia. Porque el equipo del que formo parte extiende la ciencia hacia horizontes mucho más amplios, fuera de los laboratorios. La ciencia y su método son la manera de obtener un mejor conocimiento del mundo que nos rodea, de acumular y ordenar datos y tomar decisiones basadas en la evidencia. El objetivo de la ciencia así entendida es transversal a cualquier área y consiste, como decía el filósofo de la ciencia Larry Laudan, en “resolver problemas de forma cada vez más eficaz y efectiva”.

Como decía en la introducción, esta ampliación de competencias da soporte a la que será nuestra prioridad: conectar los pilares de la sociedad del conocimiento con la creación de empresas y de empleo. Esta es la forma de poder transitar hacia una economía basada en el conocimiento, capaz de crecer económicamente de forma sostenible, creando más y mejores empleos y con mayor cohesión social. Explicaré a continuación cómo abordaremos este reto a través de la programación de cada una de las direcciones generales.

Comencemos por la investigación y la innovación.

En este ámbito contamos con documentos como la Estrategia de Especialización Inteligente del Principado de Asturias y con el Plan Asturiano de Ciencia, Tecnología e Innovación 2023-2027. La Agencia Sekuens será un agente fundamental en nuestra gestión, por lo que durante los próximos meses procederemos a su refuerzo en personal y a agilizar aún más su funcionamiento, implementando cuestiones como la fiscalización por muestreo o los costes simplificados. Además, elaboraremos unas bases reguladoras comunes para toda la I+D, la innovación y los programas de atracción y retención de talento. Con todo esto, presentaremos un avance del calendario de convocatorias durante el último trimestre de este año, que será finalmente publicado en el primer trimestre de 2024.

Durante las próximas semanas, volveremos a dar trámite a la Ley de Ciencia, Tecnología e Innovación, cuyo anteproyecto estimamos enviar a la Junta General del Principado de Asturias durante este año. Esta ley, entre otras muchas novedades, complementará nuestras convocatorias de atracción y retención de talento con la estabilización y la carrera investigadora. Así, contemplará la creación de las escalas del cuerpo superior de investigadores, a imagen y semejanza del sistema del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, e incluirá también la definición del Sistema Asturiano de Ciencia e Innovación. Respecto al programa de contratos predoctorales Severo Ochoa, seguiremos resolviendo una convocatoria anual, que ahora incluirá las indemnizaciones por fin de contrato. Todas estas iniciativas nos permitirán captar, retener y atraer talento tanto para aquellos sectores estratégicos del Principado de Asturias como para aquellos que son emergentes.

Entre los objetivos para esta legislatura, estará también modificar la ley del Serida para adaptarlo al funcionamiento administrativo de un centro de I+D, y continuar desarrollando el mapa de la innovación de Asturias a lo largo y ancho de nuestra geografía. También contribuiremos a reforzar las ubicaciones ya existentes, como la ampliación del Parque Científico Tecnológico de Gijón, el ecosistema industrial de Avilés con un centro de formación vinculado al hidrógeno verde y a las energías renovables, o a La Vega y a Oviedo, donde queremos favorecer el impulso de iniciativas en el ámbito biosanitario, siempre en colaboración con las administraciones concernidas y complementando sus ámbitos competenciales.

Será clave el impulso de un Centro Tecnológico alineado con los sectores de la estrategia de especialización inteligente asturiana que acompañe con transferencia de recursos tecnológicos y científicos a las empresas, y especialmente a las Pymes, entidades sociales y administraciones locales en proyectos de innovación. Una cuestión esencial será agilizar la burocracia y simplificar trámites. Si bien la ley de la Agencia ya contempla medidas en este sentido, facilitaremos la implantación de bancos de pruebas regulatorios (Sandbox) en el ámbito de nuestras competencias, y en espacios delimitados, que permitan agilizar y acelerar nuevos desarrollos empresariales basados en la innovación de vanguardia.

Respecto a las tecnologías de la información y las telecomunicaciones, nuestro compromiso pasa por culminar el proyecto de la Asturias hiperconectada mediante las diferentes tecnologías que habilitan una conexión de banda ancha, que permitirá seguir profundizando en la atracción de nómadas digitales y teletrabajadores. También será relevante continuar potenciando la actividad de nuestros centros de dinamización tecnológica local como laboratorios de innovación social en la Asturias rural.

En este ámbito también iniciaremos el desarrollo de la futura Nube Asturiana en el entorno del Pozo Santiago, que además de ser germen de soluciones tecnológicas para el Principado, podrá ofrecer servicios de almacenamiento de datos en la nube a otras administraciones, y habilitará nuestra entrada en la Red Española de Supercomputación.

Respecto al incremento de la financiación en I+D, la futura ley de ciencia recogerá el itinerario presupuestario para seguir avanzando hacia ese objetivo de inversión público privada del 3% del PIB regional. Esto debe ir acompañado de un aumento del número de centros de I+D y de empresas innovadoras para que dicho incremento pueda ser absorbido y rentabilizado. Con esta filosofía, y aprovechando que la ley de ciencia contemplará a los museos como agentes del Sistema Asturiano de Ciencia e Innovación, esta será la legislatura en la que se impulsará definitivamente el Museo del Jurásico de Asturias como centro de I+D.

Pasemos a hablar ahora de Universidad.

Esta legislatura se caracterizará por ser la primera en que la Universidad de Oviedo tendrá una certeza financiera a través del actual Convenio de Financiación, vigente en el período 2023-2028, y prorrogable por otros 4 años. Este sistema de financiación establece ajustes anuales para cubrir el gasto basal de la institución, constituido básicamente por los gastos de personal y los gastos corrientes y en servicios, así como el cumplimiento de una serie de objetivos de desempeño, cuantitativos y cualitativos, que condicionarán una parte significativa de la financiación. Entre estos objetivos podemos destacar la mejora de la calidad de la docencia, la investigación, la transferencia y la innovación, la contribución a la mejora del tejido productivo, la creación de empresas o el impulso a la carrera docente de las mujeres, entre otros.

Seguiremos construyendo, hombro con hombro con UniOvi, una institución académica más dinámica sin menoscabar la rendición de cuentas, a través de una ley para el sistema universitario asturiano, en concordancia con la reciente normativa estatal. Esta ley redefinirá, especialmente, el papel del Consejo Social, facilitando que su objetivo principal sea el de conectar la Universidad con la sociedad, con sus egresados, y consiguiendo más financiación externa para la institución. Nuestro modelo de universidad pública dispondrá de más programas de ciencia abierta, ciencia ciudadana, transferencia e intercambio de conocimiento, innovación, de formación a lo largo de toda la vida, de cooperación interuniversitaria y de igualdad entre mujeres y hombres.

Respecto al acceso a los estudios universitarios, queremos que esté garantizado para todas las personas y que nadie se quede atrás por cuestiones económicas. Para ello, seguiremos avanzando en la reducción progresiva de los precios públicos universitarios, reforzando las exenciones para grupos en riesgo de exclusión, para los beneficiarios del ingreso mínimo vital o del salario social, para las víctimas de violencia de género o para colectivos en situación de urgente necesidad.

Y para reforzar esta apuesta, pondremos en marcha durante 2024 un programa piloto de becas-salario para jóvenes con buen desempeño académico pertenecientes a familias con bajos recursos económicos, con exención de tasas y precios públicos, y con un sueldo mensual que les permita una dedicación completa al estudio.

Por último, con respecto al desarrollo del Campus del Cristo en los terrenos del antiguo HUCA, seguiremos avanzando junto al resto de consejerías y administraciones implicadas, en los trámites administrativos y gestiones necesarias para que, progresivamente, se vayan instalando facultades y estudios presentes en otros puntos de Oviedo. Me refiero notablemente al Campus de Llamaquique, donde la liberación de espacios permitirá la unificación de las sedes judiciales.

Sigamos con la Formación Profesional.

A partir de esta legislatura, nuestra consejería será cabeza visible de la planificación de la formación profesional, con especial énfasis en la implantación de un sistema potente y adecuado a los cambios tecnológicos, y en la adaptación de la oferta normativa a las necesidades del tejido productivo. Todas las actuaciones se realizarán en colaboración con la Consejería de Educación a través de la inminente creación de una Comisión Mixta de Coordinación, encabezada por los titulares de ambas consejerías. Es evidente que nuestro sistema de formación profesional tiene capacidad de mejora y a ella debemos entregarnos.

La recientemente aprobada Ley de Orgánica de Integración de la Formación Profesional y el Real Decreto de Ordenación del Sistema de Formación Profesional, van a suponer un cambio considerable en el sistema que venimos utilizando en los últimos 25 años. El principal reto para esta legislatura es adaptar gradualmente nuestro sistema a la nueva norma, para que comience ya a aplicarse en el próximo curso. La tarea ya ha comenzado, y el primer objetivo para este trimestre es comunicar a la comunidad educativa y al sector empresarial los aspectos de la Ley que requieren la elaboración de las normativas autonómicas que correspondan. También definiremos y consensuaremos la oferta específica para Asturias a través de un análisis exhaustivo de la oferta y de su demanda, implicando a centros y empresas en la definición del nuevo modelo.

Este análisis nos abocará en el medio plazo y con casi total seguridad, a redefinir el mapa de la formación profesional asturiana, pero siempre a través de la búsqueda de consenso con todos los sectores implicados en la formación. Esto es necesario para la adecuación de la formación a los cambios tecnológicos y metodológicos que no dejarán de producirse de forma cada vez más rápida.  En este punto será relevante el aprovechamiento de la financiación proveniente del fondo de transición justa.

Empleo

Respecto al empleo, Asturias tiene un tejido productivo cada vez más diverso, que se encamina hacia procesos más sostenibles energéticamente, digitales, tecnológicos e inclusivos, y que siguen creando, año tras año, nuevos empleos que antes no existían. Paralelamente, otros empleos se actualizan, por lo que la recualificación y la formación continua cobran más relevancia que nunca. Nuestro proyecto tiene como objetivo fundamental aumentar las afiliaciones a la seguridad social y reducir el paro registrado, así como mejorar la empleabilidad de la población activa y las condiciones de trabajo. Todo esto en un marco de conexión con los procesos de innovación, transformación y modernización de la actividad económica asturiana, y teniendo siempre como referencia los acuerdos de la Concertación Social.

Somos conscientes de que en Asturias existe un desajuste entre la oferta y la demanda de trabajo, y de que una gran parte de los sectores económicos, hasta los tradicionales, están incorporando medios tecnológicos que necesitan de cualificación en el ámbito STEM. Sabemos también que tenemos margen de progreso en la conexión entre políticas activas y pasivas de empleo como incentivo a la contratación, sobre todo en actividades que requieren mano de obra no cualificada. Por ello, realizaremos una reforma en profundidad de estas políticas activas de empleo, con el fin de desplegar un acompañamiento y unas condiciones que garanticen el acceso al empleo en coordinación con la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar, de acuerdo a lo dispuesto en la Ley de Garantía de Derechos y Prestaciones Vitales.

Para ello será clave abordar una transformación del Sepepa, adaptándolo al marco establecido por las nuevas Leyes Orgánicas de Empleo y de Integración de la Formación Profesional. Su reforma estará basada en un modelo de activación personalizado e integrador, así como en la recualificación de las personas trabajadoras, haciendo efectivas nuevas oportunidades laborales en todos los sectores que permitan seguir reduciendo el desempleo. Necesitamos que el Sepepa sea punta de lanza en orientación y en intermediación entre demandantes de empleo y empresas. Será imprescindible repensar su estructura, reforzando el apoyo a su gestión, la asistencia jurídica y la comunicación, así como digitalizar procesos que faciliten por ejemplo el acceso a las ofertas de empleo desde cualquier lugar del mundo. Iniciaremos una línea de acción específica para el empleo tecnológico, que se mueve principalmente a través de internet y de buscadores y redes sociales especializadas, con el fin de aumentar la visibilidad de las ofertas de las empresas Asturianas y también de las personas interesadas en retornar o en venir a trabajar a nuestra región. Finalmente, será necesario revisar y optimizar, en su caso, los procedimientos de actuación, como aspectos fundamentales en el necesario camino de simplificación y mejora de las tramitaciones, de cara a una atención más ágil y eficaz a la ciudadanía y a las empresas, cuestión que se hará a través de la modificación de la ley del Sepepa.

Seguiremos eliminando las desigualdades en el acceso de la ciudadanía al mercado laboral, promoviendo programas de empleo y actuaciones específicas para compensar las dificultades de inserción, especialmente de ciertos segmentos poblacionales: jóvenes, mujeres, mayores de 45 años, personas con discapacidad y desempleadas de larga duración, o personas en situaciones de exclusión social. Así, en base a las posibilidades que ofrece la nueva Ley de Empleo, avanzaremos en el acuerdo de políticas activas de empleo a través de Contratos-Programa con los ayuntamientos y acuerdos estables de colaboración con entidades sin ánimo de lucro y empresas, fortaleciendo así la colaboración público-privada y entre administraciones.

Reforzaremos la figura del agente de desarrollo local como elemento dinamizador de oportunidades en el territorio, especialmente en aquellas zonas con mayores dificultades para mantener las actividades productivas tradicionales y en mayor riesgo de despoblación. También serán líneas de actuación estratégica la mejora de  las condiciones y de las relaciones laborales, la eliminación de las discriminaciones de cualquier tipo, con especial atención a la brecha salarial entre hombres y mujeres, el refuerzo de los servicios de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, y la atención a las principales necesidades en cuanto a seguridad laboral. Por último, seguiremos velando por el cumplimiento de las cláusulas sociales de contratación y por la propuesta de mejoras en el ámbito de la inserción laboral de las personas con discapacidad.

Empresas, pymes y emprendedores

Respecto a las empresas, la nueva Dirección General de Empresas, Pymes y Emprendedores tendrá la doble responsabilidad de facilitar la interlocución del tejido empresarial regional con la administración del Principado de Asturias, y por otro lado el impulso de iniciativas destinadas al incremento de la dimensión empresarial, enfocadas principalmente a la pequeña y mediana empresa, en coordinación con la agencia Sekuens y los instrumentos que integran la misma. También será responsabilidad de esta dirección la coordinación de las políticas de emprendimiento.

Nos movemos en un entorno cada vez más complejo y volátil, y las empresas no son ajenas a esta realidad. La interlocución que facilitará esta nueva dirección permitirá que las empresas puedan conocer la información que precisan con relación a los trámites administrativos que en cada momento necesiten realizar, ya sea para orientar sus recursos y planes de negocio, para resolver problemas o para agilizar trámites burocráticos.  Este servicio se encargará también del diseño, planificación y desarrollo de iniciativas que persigan la mejora de la competitividad del tejido empresarial regional. En este sentido se trabajará en la puesta en marcha de programas de consolidación y crecimiento empresarial, la incorporación de la innovación y la digitalización en sus procesos de negocio, así como el impulso de iniciativas que persigan la apertura de nuevos mercados, tanto nacionales como internacionales. 

Por otro lado, también concentraremos en esta dirección la coordinación de los programas para apoyar la creación de nuevas empresas, así como de facilitarles herramientas necesarias en sus primeros años de vida para que logren su consolidación. Tan importante es que nazcan nuevas empresas como que éstas sobrevivan, crezcan y se consoliden en el tiempo. En este sentido se continuarán diseñando, planificando y ejecutando programas de apoyo a la constitución y consolidación de Pymes en el Principado de Asturias. 

Se reforzará especialmente la creación de start-ups, empresas de base tecnológica y spin-offs, así como cualquier tipo de iniciativa empresarial cuya actividad comercial redunde en beneficio para la región. Para la puesta en marcha de estos programas se contará con el apoyo de los centros del Principado que trabajan en este ámbito (CEEI y VALNALÓN) así como de la red de centros de empresa que desarrollan su labor a nivel regional (ACEPPA). Se potenciará también la colaboración con entidades públicas y de carácter público-privado que impulsen y desarrollen proyectos de apoyo a personas emprendedoras. 

El impulso a la economía social será uno de los ámbitos de trabajo que se mantendrán en este periodo. El arraigo de sus proyectos al territorio, así como la calidad del empleo que generan sus empresas, son algunas de las razones que consideramos claves para continuar con el apoyo a este sector.

También será necesario seguir habilitando más espacios de trabajo compartido o coworkings. Estos han adquirido un gran protagonismo durante los últimos años al calor de la revolución digital que ha transformado sin lugar a duda, la manera de hacer empresa. Estos cambios se han acelerado tras la Covid19, por lo que es necesario disponer de más espacios que acojan a unos usuarios que responden a un perfil de personas autónomas, emprendedoras y profesionales del conocimiento. 

Estos espacios son una excelente opción para los nómadas digitales que buscan un lugar para trabajar y mantenerse conectados, y también para el colectivo de teletrabajadores. Asturias cuenta con un entorno empresarial y una red de negocio y telecomunicaciones idóneos para potenciar estas modalidades de trabajo. Nuestra región ofrece también numerosas ventajas que son muy valoradas por este tipo de profesionales: en Asturias se puede disfrutar de un coste de vida muy ventajoso comparado con las grandes ciudades a nivel nacional e internacional, somos un destino de naturaleza, seguro, un refugio climático, etc.  Esto equivale a importantes ahorros en vivienda, transporte y tiempo libre de calidad. Aprovechando estas fortalezas se diseñarán y pondrán en marcha iniciativas que coordinen y pongan en valor los espacios para personas emprendedoras y empresas (viveros de empresas, coworkings, naves nido, etc.) al objeto de atraer, retener talento y captar nómadas digitales y teletrabajadores que puedan fijar en Asturias su lugar de trabajo. 

Y una de las medidas que pondremos en marcha será la creación de un fondo de capital riesgo público-privado. Su objetivo será impulsar empresas emergentes, en áreas tecnológicas y científicas, con alto potencial de crecimiento, para lo cual el Principado ya cuenta con las herramientas administrativas necesarias.

Finalmente, es competencia de nuestra consejería la atracción de inversiones, para lo cual se contempla la creación de una subdirección científica dependiente del titular de la consejería, que ayudará a la consecución de este cometido, y será la encargada de diseñar de forma continua y con el acompañamiento de un grupo de expertos, nuestro modelo de región. Uno de nuestros primeros objetivos será la creación de la Oficina Económica y Comercial de Asturias en Madrid durante 2024. Su objetivo será la puesta en marcha de un espacio físico que pueda desempeñarse como representación permanente de la región, facilitando la interacción con los inversores, la captación de inversiones y el desarrollo de nuevas actividades empresariales. En este sentido continuaremos reforzando el acompañamiento a las potenciales inversiones que puedan tener al Principado como destino, a través de la creación de delegaciones de acompañamiento y a través del impulso de la Ley de Proyectos Estratégicos, todo ello conjuntamente con la Consejería de Transición Ecológica, Industria y Desarrollo Económico.

Habrá temas transversales en el que trabajarán todos los departamentos. Por ejemplo seguir promoviendo las vocaciones científicas y la cultura científica, potenciando la metodología STEM, que es la base de muchas profesiones presentes y de futuro, en todos los segmentos de la población, pero especialmente entre los más jóvenes. Será clave en este sentido continuar con la celebración de la Feria de la Ciencia en coordinación con la Consejería de Educación, situándola entre marzo y abril, y poniendo especial foco al estudiantado de último curso de la ESO, porque sabemos que una gran parte de las vocaciones científicas se pierden durante el tránsito al Bachiller. También será un tema transversal el impulso de la compra pública innovadora y la inclusión de cláusulas de innovación en nuestras licitaciones de forma sistemática.

Con esta configuración, Asturias tiene la oportunidad de seguir marcando su propia hoja de ruta para seguir abordando el cambio tecnológico, la transición energética, la transformación digital y de impulsar tanto los sectores de nuestra estrategia de especialización inteligente como aquellas actividades emergentes que puedan ir ganando relevancia durante los próximos años, como fue el caso de la industria de la defensa o de la economía del dato. Todo ello desde el punto de vista de la inclusión y de la cohesión social, porque nuestra misión es dejarles a las siguientes generaciones una Asturias mejor de la que conocemos, y la vía es afianzar la sociedad del conocimiento. Hace cuatro años emprendimos un camino que muchas generaciones de políticos y gestores que nos precedieron habían comenzado a vislumbrar, y nuestro objetivo es continuar avanzando.

En definitiva Señorías, y con esto concluyo mi exposición, tenemos un gran reto por delante, tanto el equipo de la consejería de ciencia como los integrantes de esta comisión. De nuestro lado les garantizamos trabajar por Asturias al menos tanto como hemos hecho durante la anterior legislatura. Si ustedes unen su legítima labor de control a nuestra acción del gobierno con una crítica constructiva, redundará sin duda en beneficios para Asturias, que si no me equivoco es lo que buscamos todas las personas que estamos aquí presentes.

Muchas gracias Presidenta, muchas gracias Señorías.

 

Documentación

Galería de imágenes

El consejero de Ciencia, Empresas, Formación y Empleo, Borja Sánchez, durante su comparecencia en la Comisión de Ciencia, Empresas, Formación y Empleo de la Junta General para informar sobre el programa de gobierno en las áreas de su competencia

Galería de audios

Asturias hiperconectada
Objetivo aumentar afiliaciones a la Seguridad Social y reducir paro
Becas salario para alumnado universitario
Calendario de convocatorias de I+D+i
Ley de Ciencia
Nube asturiana en el pozo Santiago
Nueva ley del sistema universitario
Oficina de captación de inversiones en Madrid
Reforma de la Formación Profesional
Reforma de las políticas de empleo
Renovación del Sepepa