null El Museo Arqueológico recibe la donación de una calota humana del Paleolítico hallada en 1947 en Ribadesella
  • José Antonio Sánchez Feliz cede a la institución la colección de piezas halladas por su padre en la cueva de La Lloseta

  • El lote incluye restos de huesos y astas de diferentes herbívoros en buen estado de conservación

13 de octubre de 2022

El Museo Arqueológico de Asturias ha recibido una donación de piezas paleolíticas por parte de la familia de José Antonio Sánchez Feliz. El lote incluye una calota humana completa con todos los huesos del cráneo, hallada por el padre de Sánchez Feliz en 1947 en la cueva de La Lloseta, en Ribadesella. Los análisis realizados por Rodrigo de Balbín y José Javier Alcolea sitúan la calota (parte superior de la bóveda craneal) a finales del Paleolítico Superior.

Durante años, José Antonio Sánchez Prieto realizó diferentes incursiones por la zona y halló piezas arqueológicas de valor en La Lloseta, en el macizo de Ardines. Los fondos que ahora cede su hijo al Museo Arqueológico incluyen 17 restos paleolíticos. Así, a la citada bóveda craneal humana se suman restos de astas y huesos de diferentes herbívoros y un bifaz de sílex negruzco recogido a finales de 1967 en las inmediaciones de la cueva. Se trata de piezas halladas desde los años 40 hasta finales de los sesenta en este enclave riosellano. El material se encuentra en muy buen estado de conservación, ya que fue envuelto y protegido cuidadosamente por la familia durante todos estos años.

La donación ha quedado formalizada esta semana. Cabe recordar que en 2019 José Luis Sánchez Feliz ya depositó temporalmente en el museo el legado de piezas reunido por su padre.

Documentación

Galería de imágenes

De izquierda a derecha, María Antonia Pedregal, directora del Museo Arqueológico de Asturias; José Antonio Sánchez Feliz, donante de los fondos, y Pablo León Gasalla, director general de Cultura y Patrimonio.
Imagen de la calota humana hallada en la cueva de La Lloseta, en el macizo de Ardines (Ribadesella), que forma parte de la colección donada al museo