null El Principado avanza en la ejecución del nuevo plan que ordena los recursos para la gestión integral de los incendios forestales

•    El presupuesto destinado a la custodia del territorio alcanza los 71 millones y el presupuesto del Sepa crece un 10%, hasta los 44

•    El Principado destina más de 2,8 millones a inversiones en vigilancia, prevención y extinción, refuerzo de personal y compra de vehículos, cámaras y drones

•    La Consejería de Fomento implementa las recomendaciones planteadas por la Fiscalía de Medio Ambiente

22 de marzo de 2024

El Gobierno de Asturias avanza en la ejecución del nuevo plan que ordena los recursos para la gestión integral de los incendios forestales. El consejo rector del Servicio de Emergencias del Principado (Sepa), presidido por el consejero de Fomento, Cooperación Local y Prevención de Incendios, Alejandro Calvo, ha acordado hoy destinar 2.814.033 euros a inversiones para reforzar la vigilancia, prevención y extinción; el personal y el equipamiento.

En la reunión, en la que también han participado los directores generales de Custodia del Territorio e Interior, David Villar, y de Administración Local, Olmo Ron, se ha hecho balance de las actuaciones puestas en marcha para garantizar una respuesta más efectiva ante el fuego. En este sentido, el presupuesto total del Sepa para este año aumenta un 10%, hasta los 44 millones. Este incremento recoge la creación de nuevas plazas de bomberos y personal de emergencias, así como los fondos para la compra de nuevo equipamiento y vehículos. También incluye el contrato de apoyo a la prevención y extinción de incendios, desarrollado por 32 empresas y cooperativas con arraigo territorial, que supone una inversión global de 3,5 millones para el periodo 2024-2026.
 
El consejo rector ha analizado también la progresiva incorporación de nuevos efectivos al Sepa, que ya ha comenzado con 9 bomberos rescatadores y continuará con 66 bomberos conductores en las próximas semanas, lo que permitirá reforzar la atención a emergencias en los 19 parques de la comunidad, llegando hasta las 79 plazas de bomberos de nueva creación. Asimismo, próximamente se sumarán cuatro coordinadores-operadores especialistas en idiomas. De este modo, el Sepa alcanzará a lo largo del año una plantilla de 603 personas.
 
Plan anual de prevención y extinción

El plan anual de vigilancia, prevención y extinción, fruto del trabajo coordinado entre las consejerías de Fomento, Cooperación Local y Prevención de Incendios y de Medio Rural y Política Agraria, desarrolla la normativa estatal en esta materia y está alineado con la Estrategia Integral de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales de Asturias 2020-2025. El documento analiza los incendios forestales y su evolución, temporal y espacial, en los últimos años. Además, evalúa el riesgo y la vulnerabilidad, al tiempo que opera bajo una zonificación del territorio y prioriza la necesidad de proteger la interfaz urbano-forestal, con el fin de minimizar la exposición de bienes y personas ante posibles fuegos.
 
La zonificación establece las bases para el diseño de una red de puntos estratégicos de gestión desde los que se desarrollará una primera línea de recursos preventivos y de extinción, con especial énfasis en su adecuado mantenimiento. También se pondrán en marcha medidas de autoprotección en instalaciones, poblaciones y áreas de alto valor natural. En este último caso, se apoyan algunas experiencias piloto como la desarrollada en el Parque Natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, que requiere de la implicación de toda la sociedad.
 
En este plan se enmarca el dispositivo anual de prevención, detección y extinción, que tiene carácter permanente y abarca toda la comunidad. La estrategia toma en consideración las épocas de riesgo y enuncia el amplio catálogo de medios disponibles, tanto personales (bomberos, guardas, cooperativas forestales) y como materiales (vehículos de extinción, patrullaje, maquinaria, etc.). También incorpora las últimas novedades normativas puestas en marcha por el Principado este año, mediante la integración en una única disposición de todos los usos, actividades y prohibiciones vinculadas con el uso del fuego en el medio rural.
 
Gestión integral de los incendios
 
El enfoque del Gobierno de Asturias para una gestión integral de los incendios se basa en rigurosos principios de custodia del territorio y evaluación de riesgos. Fomento, siguiendo las recomendaciones de la Fiscalía de Medio Ambiente, ha iniciado la revisión normativa de la prevención de incendios y la reorganización y refuerzo de las brigadas de investigación (Bripas), dotándolas de carácter especializado en el ámbito técnico-jurídico y en relación con el Servicio de Agentes Medioambientales.
 
En la línea de trabajo de colaboración con la fiscalía, también se ha reforzado las acciones coordinadas entre el cuerpo de Agentes Medioambientales, las Bripas y el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona). Durante la última activación Plan de Incendios Forestales del Principado (Infopa) en fase de emergencia, que tuvo lugar entre el 8 y el 12 de febrero, se realizaron 120 intervenciones.
 
Además, entre las actuaciones adoptadas para reforzar la vigilancia en el territorio figura la instalación de cámaras de vigilancia, que permiten captar imágenes de alta calidad, fundamentales para la investigación de las causas de los incendios forestales. Los agentes medioambientales transmiten la información recopilada por estos dispositivos a las Bripas y sirve como material de prueba para la formulación de denuncias. A esto se suma la incorporación de drones con capacidad para vuelo nocturno para disponer de imágenes térmicas.
 
Igualmente, para reforzar la vigilancia preventiva se han mejorado los recursos y medios disponibles para los agentes medioambientales.  Así, se han presupuestado específicamente todos los recursos necesarios para el reconocimiento efectivo de la categoría del Cuerpo de Agentes Medioambientales y la aplicación de la turnicidad, con el fin de organizar mejor el trabajo. También se reconocen las competencias de policía judicial genérica para este cuerpo, formado por 250 agentes.
 
Por otro lado, en colaboración con Medio Rural se ha elaborado un borrador para la modificación puntual de la Ley de Montes, que permitirá contar con instrumentos normativos más efectivos en la prevención de incendios en los pueblos, en la interfaz urbano-forestal y en las infraestructuras de protección.
 
El Sepa dispone ahora de nuevos medios aéreos, una red de comunicación más moderna, nuevos vehículos de emergencia y equipos de respiración autónoma. También se han acometido actuaciones de adecuación en los parques de bomberos.

 

* Con audios del consejero de Fomento, Alejandro Calvo.

Documentación

Galería de audios

Presupuesto prevención y extinción de incendios
Situación primavera 2024 y nivel riesgo
Investigaciones en marcha y endurecimiento de penas
Coordinación con la Fiscalía de Medio Ambiente