null El jefe del Ejecutivo destaca que "es hora de pensar en el turismo en grande, como uno de los vectores de fuerza del desarrollo económico de la comunidad”
  • Asegura en Fitur que el Principado se ha convertido ya en una “potencia turística” y que a lo largo de este año debe consolidarse como “destino de calidad”
26 de enero de 2024
“No queremos un turismo de aluvión, masificado. Tampoco vamos a poner en riesgo nuestros valores culturales ni naturales, como la costa mejor protegida de España, para favorecer el uso urbanístico del litoral”, afirma el jefe del Ejecutivo

El presidente del Principado ha asegurado hoy que ha llegado la hora de “pensar en el turismo en grande, como uno de los vectores de fuerza del desarrollo económico de la comunidad”. Durante su intervención en los actos de celebración del Día de Asturias en Fitur, Adrián Barbón ha incidido en que Asturias se ha convertido ya en una potencia turística y que a lo largo de este año debe consolidarse como “destino de calidad”.

El jefe del Ejecutivo se ha comprometido a aprovechar la oportunidad que supone “el empuje espectacular del sector” y ha repasado las principales cifras de 2023, cuando se superaron los 2,7 millones de visitantes y los 6 millones de estancias. Además, ha recordado que Asturias fue la comunidad con mayor aumento de ingresos turísticos, en un año en el que esta actividad económica aportó por primera vez el 11,9% del valor añadido bruto (VAB) y rebasó los 51.800 empleos.

“Ahora tenemos que trabajar con otra mentalidad. Asumir que Asturias se ha consolidado como potencia turística, que es un destino de moda que, como dice la campaña, está más cerca que nunca, y que se verá beneficiada por su condición de refugio climático”, ha añadido Barbón.

A su juicio, las singulares características de la comunidad en cuanto a paisaje y patrimonio exigen una especial protección: “No queremos un turismo de aluvión, masificado. Tampoco vamos a poner en riesgo nuestros valores culturales ni naturales, como la costa mejor protegida de España, para favorecer el uso urbanístico del litoral”.

En su discurso, el presidente también se ha referido a la entrada en servicio de la variante de Pajares, “que impulsa el crecimiento turístico con la fuerza propia de una locomotora” y ha considerado que la combinación de la alta velocidad y la oferta de vuelos “acerca Asturias al mundo entero”.

** A continuación, se reproduce la intervención íntegra el presidente en el Día de Asturias en Fitur.

 

Viernes, 26 de enero de 2023

 

INTERVENCIÓN DEL PRESIDENTE DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS, ADRIÁN BARBÓN


Día de Asturias en Fitur

 

Les propongo que echemos la vista atrás. No mucho tiempo. Retrocedamos sólo dos meses, hasta noviembre. Estábamos en vísperas de la inauguración, el día 29, de la variante ferroviaria de Pajares, una obra esperada durante décadas.

Aquel miércoles, lo recuerdo bien, amanecí cargado de expectativas. Era consciente de que estaba viviendo un hito histórico, la jornada en la que Asturias dejaba atrás para siempre, enterrado bajo la cordillera, su complejo de aislamiento secular.

También sabía algo más. Que, culminada la colosal obra, y después de 4.000 millones de inversión, el desafío era sacarle el máximo partido empresarial, logístico y, por supuesto, turístico. Dicho de otra manera, teníamos que convertir el enlace con la red de alta velocidad ferroviaria en el inicio de la década del cambio.

Cuando uno se enfrenta a un reto de esa envergadura siempre siente un temor: el miedo a dejarse desbordar por las esperanzas, a que al cabo de un tiempo la ilusión se desinfle, como un globo que pierde aire.

Han bastado dos meses para comprobar que la esperanza estaba fundada. En este tiempo ya se han vendido más de 151.000 billetes, un éxito indiscutible se mire por donde se mire. A la vuelta de la esquina comenzarán a funcionar los trenes que permitirán viajar de Oviedo/Uviéu a Madrid en menos de tres horas, con una oferta inicial de 200.000 billetes a menos de 20 euros. Y, a mayores, el presupuesto de este año reserva 5,5 millones para la promoción nacional e internacional del Principado.

La variante apenas ha echado a andar, pero impulsa el crecimiento turístico con la fuerza propia de una locomotora.

Estoy acostumbrado a que me acusen de edulcorar la realidad, de ser demasiado complaciente. Bueno, pues si así fuese hoy sobrarían estas palabras. Me bastaría con recitar datos.

  • Me bastaría con destacar que en 2023 superamos todas las marcas, con más de 2,7 millones de visitantes. Digo bien, más de 2,7 millones de viajeros que supusieron a su vez más de seis millones de estancias.
  • Sería suficiente con subrayar que rebasamos el listón de 600.000 turistas extranjeros, gracias a la mejor oferta de vuelos de toda la trayectoria del aeropuerto.
  • Me sobraría con resaltar que hemos sido la comunidad autónoma con mayor aumento de ingresos turísticos.
  • O con incidir en que el sector suma más de 51.800 empleos y aporta, por primera vez, el 11,9% del valor añadido bruto.

Ustedes dirán si son o no cifras y porcentajes para presumir y para venir aquí a darse un paseo y sacar pecho de lata. Si fuese complaciente, no haría falta añadir nada más.

Pero para mí no es suficiente. Lo sabe la vicepresidenta Gimena Llamedo, que está liderando con acierto e iniciativa este empuje espectacular. Ambos sabemos que si el turismo asturiano está ante la mejor oportunidad de su historia, el gobierno debe volcarse para aprovecharla. No la vamos a dejar pasar de largo.  

En los últimos tiempos hemos alcanzado objetivos importantes.

  • Por ejemplo, hace unos años, la meta era llegar a dos millones de turistas. Bien, pues vamos en camino hacia los tres millones.
  • Hace poco, aspirábamos a que el turismo supusiera al menos el 10% del PIB. Otro listón que hemos rebasado.
  • Después nos empeñamos en ampliar los enlaces aéreos. Lo conseguimos. Por cierto, otro récord: en 2023, el aeropuerto rozó los dos millones de viajeros. Y no sólo eso, sino que ya estamos trabajando para alcanzar 38 destinos directos.
  • Más tarde trabajamos para incrementar la afluencia turismo internacional. También lo hemos logrado.

Esa lista de ambiciones ya ha caducado, se nos ha quedado pequeña. Ahora tenemos que trabajar con otra mentalidad. Asumir que Asturias se ha consolidado como potencia turística, que es un destino de moda, que, como bien dice la campaña, está más cerca que nunca, y que se verá beneficiada por su condición de refugio climático.

Es la hora de pensar en el turismo en grande, como uno de los vectores de fuerza del desarrollo económico de la comunidad. No seamos rácanos con nosotros mismos porque en unos años todos los números que ahora nos parecen grandes logros quedarán achicados por el paso del tiempo.

Para eso, como para cualquier propósito, es necesario tener claro qué queremos y qué descartamos. No queremos un turismo de aluvión, masificado. Tampoco vamos a poner en riesgo nuestros valores culturales ni naturales, como la costa mejor protegida de España, para favorecer el uso urbanístico del litoral.

En cambio, sí aspiramos a otras cosas. Queremos, ni más ni menos, que en 2024 Asturias se consolide como destino de calidad. Es el objetivo más importante de todos. Que nadie se confunda cuando elija viajar al Principado. Que sepa de antemano con lo que se va a encontrar:

- Con la comunidad que alberga siete reservas de la biosfera.

- Con un territorio con una gastronomía envidiable, como la agrupada en la marca Cocina de Paisaje. Un atractivo conocido y que este año se reforzará con la designación de Oviedo/Uviéu como la Capital Española de la Gastronomía, una magnífica noticia para toda Asturias.

- Con un patrimonio industrial impresionante, como el que representa Asturias, naturaleza minera.

- Con manifestaciones culturales por doquier, desde  museos como el Bellas Artes, los monumentos prerrománicos o, por citar un caso concreto, el monasterio de Cornellana. Cito este ejemplo porque este año celebraremos su milenario: mil años de existencia que merecerán un reconocimiento institucional acorde a la efeméride.

- Con las rutas jacobeas, incluido el camino primitivo, sendas cicloturistas y otros itinerarios paisajísticos y culturales, como el Camín de los Santuarios.

Eso, y mucho más, es lo que ofrece Asturias. Ya estamos en la primera división turística, en esa otra dimensión de la que hablaba hace unos años. Lo nuestro no serán nunca grandes urbanizaciones ni ciudades reducidas a parques temáticos, inmensos decorados carentes de vida propia. Asturias será siempre turismo sostenible de calidad.

Lo bueno es que vamos conseguirlo. Lo lograremos porque el gobierno, los ayuntamientos y el empresariado trabajamos coordinados, unidos para hacerlo realidad. Ya disfrutamos del AVE al paraíso, y ahora, con su arrastre vamos a derribar todas las fronteras:

- Las externas, porque la combinación de la alta velocidad y la oferta de vuelos acerca Asturias al mundo entero.

- Las internas, porque los planes de sostenibilidad turística que estamos impulsando esta legislatura  beneficiarán a todo el territorio, a concejos grandes y pequeños, de interior y de costa, en el occidente y en el oriente del Principado.

- Las temporales, porque la desestacionalización, otra vieja demanda, también se empezará a hacer realidad en 2024. Asturias será un destino permanente los 365 días del año.

Esas son las nuevas metas que vamos a cruzar. Siempre con el mismo objetivo: garantizar el turismo de calidad, turismo sin fronteras en el mejor destino posible, nuestro paraíso natural.

Documentación

Galería de imágenes

En la imagen, (de izqda. a dcha.): el consejero de Medio Rural y Política Agraria, Marcelino Marcos;  la viceconsejera de Turismo, Lara Martínez; la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa; la consejera de Educación, Lydia Espina; la vicepresidenta Gimena Llamedo; el consejero de Ordenación del Territorio, Urbanismo, Vivienda y Derechos Ciudadanos, Ovidio Zapico; la ministra de Juventud e Infancia, Sira Rego, y el presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, en el estand de Asturias en Fitur.

El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, recorre el estand de Asturias junto con la presidenta de Navarra, María Chivite (izqda.) y la ministra  de Juventud e Infancia, Sira Rego.

El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, con la secretaria de Estado de Turismo, Rosana Morillo.

El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, y la vicepresidenta Gimena Llamedo con los trabajadores del estand de Asturias en Fitur

En la imagen (de izqda. a dcha.): la viceconsejera de Turismo, Lara Martínez; el presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli; el segundo teniente de alcalde y concejal de Planeamiento y Gestión Urbanística de Oviedo, Nacho Cuesta, y el concejal de Hostelería, Turismo y Congresos, Alfredo García Quintana, durante la visita de Barbón al estand del Ayuntamiento de Oviedo en Fitur.

Galería de audios

Presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, intervención en Fitur sobre inicio de la década del cambio
Cifras excepcionales de turismo
Retos de turismo ante la mejor oportunidad de la historia para el sector en Asturias
Hora de pensar en un turismo a lo grande
Asturias, destino turístico de calidad
Defensa de un turismo sostenible y para la práctica del deporte
Derribar fronteras para el turismo